lunes, 13 de julio de 2015

martes, 24 de marzo de 2015

"Virginia Wolf ataca de nuevo", de Copi

Este libro fue publicado en el 2010, en un convenio bastante bueno entre Anagrama y Página 12 (un título antológico: "Autobiografía suscinta", de Gombrowicz, joya). La traducción está a cargo (del francés al español de castilla) de Albertó Cardín (apellido sugerente, por lo demás). Son 7 relatos, el que da el título tiene como protagonista a un pseudo Copi que es urgido por su editore a publicar un libro al que le falta un relato, el cual termina siendo precisamente ese, con una historia de crímenes y conversaciones y cosas así, En los otros hay caricaturistas, travestis, ese tipo de personajes que conoció e incluso encarnó el mismo Copi a su manera. El libro es, en suma, bastante parejo: malo desde la primera hasta la última página. Más bien creo que es aburrido en prácticamente cada párrafo, o más exactamente en cada línea. Me recuerda una antología de relatos de Bryce Echenique, "Guia triste de Paris", uno de esos textos escritos por autores consagrados, seguros de haber dado con la fórmula y que son partícipes de esa idea de que una vez que uno escribió un buen texto ("El uruguayo", en el caso de Copi, magnífico relato cuyos arenales siguen la estela de Fernand Combet) ya todo lo que escriba será genial. Falso, falso. El libro de Bryce es ejemplarmente pésimo y este de Copi va por ahí. Que lo disfruten.

viernes, 6 de marzo de 2015

"Matilde", de Daniel Guebel


Ed. Sudamericana, Bs. As. 1994

Esta es la segunda vez que abandono la lectura de esta novela -las razones no las sé, en todo caso no encontré por qué continuarla ahora-, esta vez colgada contra las rejillas del balcón, tal como en la foto. El protagonista ha decidido a abandonar a su amante, una mujer mayor, llamada Matilde, con quien empezó una relación de manera casual y rápidamente terminaron viviendo juntos, ella completamente enamorada, él no tanto. Según la contratapa el hombre, que se llama Emilio, la abandonó. 55 páginas leídas. Creo estar seguro de que ocurrió así, sin embargo ese "no la ama pero no la puede abandonar" de la contratapa me hace dudar. Levemente, pero es duda al fin. Uno debe confiar en sus lecturas, no en las de los demás. No me parece correcto que dependamos de lo que digan los demás sobre los libros que leemos; aunque lo hagan en las contratapas; incluso me parece indicado desconfiar de lo que diga un autor sobre sus libros -no suele ser más que alarde y vanidad y sinsentido-, y por supuesto hay que desconfiar de lo que dicen sobre el libro en el mismo libro, en los arranques de autoconciencia del narrador (una actitud por lo demás completamente molesta). Emilio abandonó a Matilde y yo abandoné el libro. Las razones, no las sé. Lo más probable es que no haya encontrado razones para continuar leyéndolo. De todas maneras, es un riesgo muy grande narrar abandonos, puesto que habilitan al lector a tomar medidas similares. Ciertas palabras como cansancio, hartazgo, aburrimiento y símiles, habría que desterrarlas de los libros pues llaman a sentir y, en ocasiones, actuar en consecuencia. Un buen personaje debe estar más o menos todo el tiempo feliz y ser activo, ir para adelante, decir cosas como "no me para nadie" o así. Si el libro se llama Matilde y Emilio la abandonó, por qué razón yo no iba abandonar también al libro (a Matilde). Es, en todo caso, abandonable. Quizá sea esa la explicación. Espero poder retomar pronto la lectura y saber lo que ocurre en esta relación de Matilde y Emilio (alter ego del lector). Saludos

lunes, 2 de febrero de 2015

Taller! Taller! Taller! Taller!



El Despalabrador comienza la segunda quincena de febrero (puntualmente el día martes 17!) y tendrá una duración de 12 clases, en ALMAGRO.
Se enfocará en el desarrollo de proyectos de narrativa, con los ejes: narrador / géneros / personajes / estructura argumental.
Repasaremos textos de Arthur Danto - Calvino - Borges - Antonio Moresco - Kafka - Dinesen y etc.
Para inscripciones y consultas:
barcoborracho@gmail.com
Teléfonos: 15-6498-3645
Facebook: El Despalabrador
EVER ROMÁN
Bio: Isinilang en 1981. Publicó “Osobuco” (cuentos, Ed. Pánico el pánico) y relatos en antologías de Argentina, Paraguay, Alemania, Italia y España. Dirige el programa Radio Pirata Transmite, los sábados de 21 a 00hs. enwww.radiodesalon.com y organiza el ciclo de lectura Literapunk. Dicta talleres literarios en instituciones psiquiátricas y de manera particular.

martes, 13 de enero de 2015

Taller de literatura El Despalabrador

inscripciones abiertas para Febrero y Marzo
Zona ALMAGRO
Desarrollo de proyectos de narrativa
narrador - géneros - personajes - estructura
repasar Arthur Danto - Calvino - Borges - Antonio Moresco - Franz Kafka- Dinesen y etc.
inscripciones y consultas:
barcoborracho@gmail.com
15-6498-3645


sábado, 3 de enero de 2015

una mujercita

"Es una mujercita; aunque es muy delgada, suele además usar un corsé muy ajustado; siempre la veo con el mismo vestido, de un género gris amarillento, algo así como el color de la madera, y se adorna discretamente con borlas y adminículos en forma de botón, de igual color; siempre anda sin sombrero, su cabello rubio opaco es lacio y nada desordenado, pero lo lleva muy suelto. Aunque está tan encorsetada, se mueve con agilidad, a veces exagera esa facilidad de movimiento, le gusta llevarse las manos a la cintura y girar el torso hacia uno u otro lado, con asombrosa rapidez. Solo puedo dar una idea de la impresión que me causa su mano, si digo que jamás he visto una mano cuyos dedos estén tan agudamente diferenciados entre sí como la suya; y sin embargo no presenta ninguna peculiaridad anatómica, es una mano perfectamente normal.
Ahora bien, esta mujercita está muy descontenta conmigo, siempre tiene que objetarme algo, siempre cometo toda clase de injusticias con ella, cada paso mío la irrita; si la vida pudiera cortarse en trozos infinitesimales y cada pedacito pudiera ser juzgado, estoy seguro de que cada partícula de mi vida sería para ella un motivo de disgusto..."
fk

viernes, 10 de octubre de 2014

domingo, 27 de julio de 2014

“Rabia”, de Sergio Bizzio




                                                       Ed. Interzona, Bs. As. 2005


Hace tiempo que no escribo aquí. Cuesta acordarse de los blogs. Escribir aquí es como hacerlo en un cuaderno que después se pierde entre los estantes, o en un cajón, en cualquier parte: solo la casualidad hará que alguien finalmente lo lea. Hay, por lo mismo, una gran responsabilidad. O decepcionamos, o maravillamos, he ahí a labor bloguera ahora que muchos emigraron a otras plataformas. “Rabia”, la novela de Bizzio. La compré a 15 pesos, no hace mucho, porque estaba barata; jamás pensé que iba a leerla pues lo que sí había leído de él, “Planet”, no me gustó particularmente, me costó bastante terminarla: todavía recuerdo la tapa azulada; entregué el ejemplar como parte de pago de otro libro, no sé cual. O sea, no esperaba quedar tan encantado. La leí en 3 días. El argumento no se los voy contar pues le quitaría gracia, además está en todas partes. Lo que sí les cuento es que el personaje principal es inolvidable, al menos creo que lo recordaré por años, con enorme cariño, tanto por las circunstancias que atraviesa como por sus pequeñas reflexiones y acciones. Esta es una novela vitalista, física, llena de olores y texturas. Creo que en el trabajo de cincelado, el armado argumental, la construcción de los personajes, esa boludez tan admirada en los talleres literarios, los detalles, los breves diálogos, en todo el proceso intelectual que arrastra tanta estilización, hay una enorme delicadeza. Hacia el final da la impresión de que la historia se debilita y las últimas escenas tienen un sabor ligeramente cursi y perezoso. Pero es una novela intensa, viva. De pocos libros se puede decir lo mismo. Qué bueno que la literatura siga ofreciendo novelas así. Se la podría hermanar –en la construcción de personajes, sobre todo- con Aira, el de “La luz argentina” para adelante, en cuanto a la elección de los elementos miméticos  para la elaboración de caracteres un tanto caricaturescos, pero muy atractivos, que causan inmediata empatía: el personaje de José María es uno de los más bellos que leí. Lo que no entiendo es el título, “Rabia”, pues el libro rebosa ternura, aunque sí hay personajes completamente detestables, casi todos. Tal vez rabia hacia la clase alta; aunque más bien yo en lo personal percibí asco. Ternura, asco y fatalidad, he ahí la trinidad que emana de este texto. Salud.-

sábado, 31 de mayo de 2014

Literapunk mayo (ciclo de lectura)







Lugar: Salón Pueyrredón (Santa Fe 4560, Capital Federal)
Hora: 20:30 hs.
Gratis! (se puede colaborar para afiches y publicidad, es voluntario!)