martes, 23 de junio de 2009

Gianni Celati se pierde en el Po y no hace nada útil

Narradores de las llanuras,
Giani Celati. Anagrama 1987. Traducción de Ángel Luís Hernández Francés.


1

Cuando tenía 10 años, descubrí en el estante de la casa de mis padres un libro de mitos indígenas, llamado Decamerón Nivaclé, copilado por el antropólogo paraguayo Miguel Chase-Sardi. Recuerdo que me llamaron la atención sus colores anarquistas, rojo y negro (aunque en ese entonces no sabía lo que era el anarquismo, se ve que ya estaba viniendo...) y los dibujos de la tapa que representaba un dibujo rupestre de pollerudos danzarines, como son, en el fondo, todos los indígenas. Esto lo sé bien y no quisiera extenderme al respecto. El Decamerón este se conforma de relatos eróticos recopilados por el antropólogo (que después tiene el copy y cobra) en sus andanzas entre los nivaclé, pueblo charlatán del chaco paraguayo. Leí este libro como si hubiera descubierto el fuego, y de alguna manera fue así, y le debo gran parte de mi formación intelectual. Es posible que le deba toda mi formación intelectual. Y gran parte de la física. En fin, este libro fue, en rigor, una simple recopilación de historias oídas al pasar por este tipo que después publicó el libro. Y los textos están presentados a la buena de Dios, en lenguaje limitado y torpe, como si lo hubiera escrito yo a los 10 años. Y esto no es decir poco. Su resultado debió ser un bodrio. Sin embargo el libro es mágico. Hermoso. Vuela. Superman nunca tendrá tanto sexo. Ni Henry Miller. Ni siquiera Fanny Hill.


2

Me topé con este libro de Celati (Bolonia 1937) y leí en la contrapa: "Este libro ha sido calificado como una versión abreviada de Las Mil y Una Noches... (Vila-Matas dixit) Es un viaje a través del Valle Padama en pos de historias que contar... a la escucha de narradores orales que hablan de los 'hechos de la vida'", etc. Pensé: Bien. Si en el monte chaqueño los nivaclé tenían historias geniales, seguro que a lo largo del italiano río Po también habrá algunas. Y pensé: además, ni siquiera hace falta pericia literaria pues es solo transcribir desgrabaciones y ya está. Y: qué linda tapa y es ANAGRAMA. Qué buen libro.
Falso.
FALSO.

6

Fuera de lo que dice la contratapa, es imposible saber de dónde viene el libro ni para dónde va y está lleno de cosas insulsas que son una ofensa indecorosa para los habitantes del Po. Basta decir que al leer la mitad de libro, con la sensación de un déjà vu muy leve, y sin entender ni siquiera un solo párrafo, sin que me interese ni una sola línea, mi mujer viene y me dice: "Ese libro lo leíste el año pasado y dijiste que era malísimo. ¿Al final te gustó?"
Luz.
Con razón. No me gustaba una mierda.

13

Encima el libro trae un mapa de la llanura. ¡Un mapa! Tolkien tenía un mapa. ¿Y para qué? Como si fuéramos a ir a la casa de Frodo. Y este italiano mete un mapa solo para romper las bolas. ¿Qué pretende? ¿Qué vayamos a denunciarle por estafador ante cada persona que le contó (de haber pasado así) una historia?
No me creo nada eso de que recolectó historias. Se lo inventó todo en dos días. Y lo transcribió en media hora. O si las buscó fue entre los peores narradores de las llanuras. Entre los que solo tenían intenciones de burlarse de él contandole idioteces.
Hay, por ejemplo, una japonesa que no ve a un tipo y el tipo se enamora de ella e intenta levantarla sin éxito y luego la japonesa termina atropellando a este tipo y el tipo no dice nada sino que lo acepta porque es su destino ser ignorado por la japonesa, según dice.
¿Es un chiste?
¡Si quiero historias japonesas voy a leer un japonés o leo a Lafcadio Hearn!
Y después hay un relato en que dos niños buscan un adulto que no sea aburrido. Pinta bien el comienzo pero se pone tan pero tan insustancial que los dos niños se fueron quién sabe dónde. Era imposible seguirlos. No sé qué pasó con estos niños. No sé qué pasó con muchos de este libro.

2

Sin embargo hay un par de buenas historias. Más bien proto-historias. Que podrían servir para alguna cosa. Quién sabe para qué, pero podrían servir para alguna cosa. En el fondo, todo sirve para algo, ¿no?
Giani Celati no servís como recopilador de historias. Sos lamentable.

666

12 comentarios:

N. dijo...

sera por eso el titulo? vos estas seguro que esa zona de italia es llana? o la chatura es otra y no la del paisaje.
muy bueno tu humor, tal vez sirvio para que alguien escribiera una buena critica. yo me quedo con los pollerudos, suena mucho mas interesante.
besos besos

giselle dijo...

muy bueno gabriel! leí la parte 2 nomás y me sirvió ya para toda la vida. saludos.

W dijo...

Mi Ever:

Al leerte fui experimentando tus sensaciones y vi claramente tu ceño fruncido..... jajajajaja

Los mapas, esquemas, árboles genealógicos y todas esas linduras que los autores ponen en sus libros para "aclarar" el contexto.... me las brinco si el más mínimo remordimiento.... me dan una flojera inmensa... y me choca perder el hilo de la lectura para estar consultando sus "dibujitos"...

Me encantó el término de proto-historia.... jajaja

besos

Mafalda dijo...

...

Jajajá. Te digo pues, eres genial.

Antes que otra cosa, me gusto el vestido nuevo de tu morada; fui y le pinche a tu vivlioteca, me bajaré algunos libracos, aunque debo decirte que leer en compu, provoca que se me fuge la visión, y luego ando biscornieta jejeje.

Y pues que emoción que haya sido el Decamerón quien despertó en ti las hormonas...Mmmm, también te despertó eso, ¿no?, jejeje.

Y bueno, tomaré en cuenta tu sabio consejo, no compraré ni leeré el libraco.

Un saludete.

Mafalda

Strika dijo...

Ja, ja, ja. Qué risa me dio lo del déjà lu. Empiezo a pensar que ese boleto de cine que encontraste el otro día era tuyo y lo olvidaste. ;)

mariano skan dijo...

Busqué en google una foto de Celati y se parece a un escritor serio con tricota y saco. Durante los cocteles lleva pajarita y etiqueta.
Es verdad eso de los mapas, el que los evocaba constantemente era Borges otro loco por los mapas, astrolabios, clepsidras y brújulas, un poco para mandarse la parte y otro pa saber nomás. El la saga de Bodoc, que no leí, también asoman mapas. Lo peor de todo es tener libros con mapas desplegables, seguro que se terminan rompiendo,
Ever lei tu reseña y como siempre me divirtió mucho. Queda una cosa bien en claro, celati ( traducción de Cerati en chino, es un chiste muy débil no?)no leer.

saludos

Marina! dijo...

hola ever, como estas? Me intrigo el primer libro "Decamerón Nivaclé" , me gustaría que me lo prestes.
en cuanto el segundo, pobre tipo, si leyo tu post se esta cortando las venas con un grisin. je.
Saludos para Naty.
Beso.

e. r. dijo...

HOla, N!
jaja, los pollerudos son lo mejor, siempre.
besos

Hola, gi
es bueno ser útil, en todo caso es el intento...
saludos

Hola, W
supongo que algún croquis de vez en cuando no está mal, pero tampoco el abuso
saludos

Hola, Strika
creo que ya tengo una teoría al respecto...
saludos

HOla, Mariano
es así mismo, con tricota el tipo. pero bueno, no la pegó con este libro. aunque según algunos es genial, entre ellos vila-matas, que en artículo dice eso de mil y una noches. a veces no se entienden estas posturas la verdad, pues narradores en las llanuras es muy chato.
saludos

Hola, Marina!!!
Cuando quieras, el libros está esperando.
saludos

A dijo...

E.r, si los autores incluye mapas o no, para mi es exactamente lo mismo, igual me pierdo; prefiero los lugares adimensionales (hablando de las tres primeras dimensiones)

besos vectoriales
A.

e. r. dijo...

hola, A
eso de los lugares adimensionales, seguramente aparecerá en un libro, ojalá.
saludos

kovalski dijo...

jaja, siempre que aparezco por tu blog termino riendo. Pues entre el comentario de Vila Matas y la portada de Morandi bien parecía éste un buen libro, jeje, la historia de la japonesa es ¿magistral?, ¡me han dado ganas de leerlo! saludos

e. r. dijo...

Hola, Kovalski!
Pues sí, a veces pasan estas confusiones. A lo mejor es porque es así que es bueno, no?
saludos