lunes, 1 de junio de 2009

Miedo en la Scala, Dino Buzzati



Centro Editor de América Latina, 1983 (Buenos Aires). 192 páginas. Traducción de María Julia de Ruschi Crespo.


"Voy notando -y no se lo he confiado a nadie hasta ahora- voy notando que de día en día, a medida que avanzo hacia la meta improbable, en el cielo brilla una luz insólita antes nunca vista, ni siquiera en sueños; que las plantas, los montes, los ríos que atravesamos, parecen hechos de una escencia diferente de la nuestra y que el aire trae presagios que no sé explicar."
pág. 96




Somos frágiles, los seres humanos. Unas pocas páginas nos causan un temblor extraño y leve, que pasa rápido, y cuando creemos que recuperamos el aplomo lo que en verdad recuperamos es el viejo y siempre hermoso temblor: la emoción infantil ante la voz de alguien que ha vivido o sabe cosas que nosotros no.
Más o menos así sentí durante la lectura de este libro. Me dije: sigo siendo un niño. Esto es un eufemismo para decir: ¡soy tan fácil de embaucar!
¿Y cómo embauca Buzzati?
Pues con la serenidad de un fabulador vestido de Marco Polo en un teatro cuyos espectadores son todos niños disfrazados de grumetes, sandokanes, pilotos de avión, hombres-rana, etc.
Y se presenta como un Marco Polo bastante melancólico. Y sus historias son tristes como es triste la verdad. Y sus personajes muchas veces están muriéndose, o matando, o ya han muerto. Y sus paisajes se están desvaneciendo.
¿Cómo se crea un corazón aventurero?
Pues con miedo. Los niños son los que más saben del miedo. Porque siempre hacen algo con él. Tarde o temprano, lo enfrentan, ya sea fabulándolo, destrozándolo, dejándose destruir, huyendo, burlándose de él. Los niños se aventuran en el miedo, como mejor pueden, y crecen.
Buzzati escribe con el corazón aventurero.
Al leerlo volví a sentir el dolor de crecer.
Son 19 cuentos en este libro, algunos geniales, otros malos.
Fue un placer haber vuelto a sentirme crecer.



"Una esperanza nueva me llevará mañana

adelante todavía, hacia aquellas montañas
inexploradas que las sombras de la noche
están ocultando. Todavía una vez levantaré
el campamento mientras Domingo desaparecerá
en el horizonte por la parte opuesta, llevando
a la ciudad lejanísima mi mensaje inútil"
pág. 96


-

10 comentarios:

Richard dijo...

¡Buen día, e.r. y/o Ever! (pregunta de novato: ¿cuál nombre prefieres acá?) Tu blog me entusiasma mucho en estos días, y Buzzati es otro nombre nuevo para mí lista. Gracias. Por supuesto, trataré de evitar los cuentos malos a favor de los cuentos geniales. ¿Y has leído "El desierto de los tártaros" de Buzzati o sólo estos cuentos? Un abrazo.

Vero dijo...

Este tipo de comentarios sobre libros son los que más me gustan. El reflejo de la emoción. Y lo "enucadernaste " con dos párrafos muy buenos. Pensaba del primero que ese cambio en el cielo, en el río, es el que aletea cuando se presiente que el entorno va a volverse materia prima de la literatura, por... amasado. Besos!

W dijo...

Al leerlo volví a sentir el dolor de crecer

Ayer pensaba precisamente eso, cómo duele el crecer y cómo va uno perdiendo esa "encantadora irresponsabilidad" ante el miedo...

Si un libro te hace sentir eso, yo creo que ya valió la pena... hay infinidad de libros que una vez leídos no dejan nada...

kurubeta dijo...

Creo es mi escritor preferido de italia siglo XX (depois vienen Svevo, Pirandello, Pavese, Carlo Emililo Gadda, y los filosofos y ensayistas como calasso y Ellemire Zolla!!)este texto no lo conozco pero tengo 2 libros d relatos maravillosos en el califikativo no en el genero ke no se difinir - la rebelion contra los pobres me encanta, teatro, el desierto de los tartaros tambien, pero prefiero los relatos..
Saludos!

Mafalda dijo...

...

Ever:

Yo entonces soy una debilucha sin remedio. Por supuesto que no todo lo que leo me hace temblar.
Me gusta co probar que la capacidad de asombro y la fragilidad se manifieste en un ser humano por causa de letras...es apasionante.

Un saludete para ti.

Mafalda

marichuy dijo...

Ever

Me encantó tu descripción:

"[y cómo embauca Buzzaati]
con la serenidad de un fabulador vestido de Marco Polo"

Con la sola forma de describirlo, ya me embaucaste, je

Un beso

Ojaral dijo...

Qué grande Ever! Qué lindo Buzzati, pero sobre todo, qué linda reseña. Hablar así de un libro, es hacer arte. Te felicito por la lectura y por el texto.
Saludos!

mariano skan dijo...

Voy a ser reiterativo pero se lo merece: su reseña está muy buena, con una mirada desde la infancia y el desenvolvimiento propio de los niños.saludos

N. dijo...

"Todavía una vez levantaré
el campamento mientras ... desaparecerá
en el horizonte por la parte opuesta"
una actitud hermosa ante la vida, enfrentarse al miedo y dejar todo lo que fuimos para ser algo nuevo. no leo mucha literatura que me genere eso, pero si me suena de algun lado lo que describis tan bien en la reseña. algunas veces lo senti desde la ventanilla desde algun micro o tren.linda, melancolica... sera que es siempre relacionado con lo infantil porque es de algun modo lo vivo e indocil?
o no entendi nada...aunque tal vez se trate de eso, de no entender e igualmente seguir... puaj! ya me enrede, tengo poca memoria a corto plazo... saludos

e. r. dijo...

Hola Richard,
pues no he leído de Buzzati más que este libro. Espero encontrar más, y si se puede escribir algo así al respecto. Gracias por el piropo.
saludos

Hola Vero...
me quedé pasmado con eso de enucadernaste... Me lo tendrás que explicar un día. Hay libros que producen tantas sensaciones, son tan materia prima, ya de vida y no solo de literatura, que no importa casi lo que dicen. Tal vez por eso no me ocupé del argumento de éste, je.
saludos

Hola Kuru,
la verdad que pega este autor, por lo pronto anoto los nombres que decís, que no conozco!!!
saludos

Hola mafalda,
quizá no sea debilidad, sino una ventaja, la capacidad experimentar sensaciones con un objeto definido, es decir un libro. así de paso sabemos donde ir cuando queremos determinada cosa, verdad?
saludos

hola, marichuy
ja, este comentario también embauca...
saludos

hola Ojaral,
gracias por la buena onda.
un abrazo

Hola, mariano
gracias. yo espero ansioso sus comentarios sobre libros, y esto también es reiterativo. pero qué le voy a hacer, si me gusta lo que escribe, verdad?
saludos

hola N.
creo que envés de enredarte hablaste exactamente de la sensación que me produjo leer este librito, la de estar viajando. y es viajando donde se conjugan el miedo y la fascinación en una medida que como nos hace brotar, verdad?
saludos