martes, 1 de junio de 2010

Cosmética del enemigo, de Amélie Nothomb




2009, ANAGRAMA-PÁGINA 12, Buenos Aires.


Dice George Steiner, en “Interpretar es juzgar”:
«El acto y el arte de la lectura seria conllevan dos movimientos principales; del espíritu: interpretación (hermenéutica) y valoración (crítica, juicio estético). Ambos movimientos son estrictamente inseparables. Interpretar es juzgar.»
A diferencia de lo que dice el dicho, sobre pocas cosas se ha escrito más que sobre el gusto; o más bien: el buen gusto, el alto gusto, como sea, etc.
Seré breve en este comentario porque sigo pensando que Amélie es una chica atractiva con amplias posibilidades de escribir una buena historia.
En palabras simples: la novela esta es un basural que ni siquiera huele.
Quiero decir, más precisamente: el libro Cosmética del enemigo es un basural, donde reposan inertes e insípidos los hábitos más cursis en que puede incurrir la literatura.
Aquí el por qué de la frase de Steiner enarbolada en el primer párrafo y el porqué de tan repugnante opinión sobre una escritora tan interesante y atractiva como es Nothomb:
Ya que la lectura consiste en la interpretación y la valoración a medida que avanza el texto, si uno de ambos sufre una falla o algún tipo de impedimento, la tarea de leer se complica y se rompe. Es ciertamente simplista, pero es así. Si uno lee y no necesita más que mirar sin pensar la hoja llena de palabras; si ésta carece de algún tipo de misterio, ya sea erótico (poiesis), policiaco, místico o científico; quiero decir, si un libro es frígido: ¿cómo puede uno valorar?
Y si uno no puede decir de una novela que le gustó, aburrió o esotro, ¿qué queda?
La simple nada que pasa sin siquiera movernos con su viento huracanado un mechón de pelo.

LA HISTORIA DE NOTHOMB
Comienza en un aeropuerto, en que Jérôme Angust, una cosa sin alma que intenta pasar por personaje, lee un libro porque su avión se retrasó. Allí lo interpela Textor Texel (versión de Prétrextat Tach, personaje bernhardiano de “Estética del asesino”) y le dice un montón de cosas peleles por innumerables páginas a Jérôme Angust y al final le confiesa que él es el asesino de esposa y allí se acaba el libro. Esto ya uno lo sabe apenas sale a luz el tema de la mujer asesinada, y allí mismo, luego de la sospecha de que uno de los dos mató a la mujer del otro, uno sospecha que los dos personajes son el mismo.
La conversación es la forma en la que transcurre el argumento: ambos personajes hablan igual, y a veces, en que no está bien marcado quién es el que habla, uno se pierde, pues los dos personajes hablan igual.
En fin, hablan igual porque son el mismo.
Conté el final, me disculpo.
Tres páginas y ya está el misterio resuelto, y quedan por leer 87. Y cómo no hay misterio, uno pensaría que puede sostenerse de otra forma la trama, pero esa otra forma no hay.
Al pensar qué más escribir sobre Cosmética… me aburro de mí mismo, pero el libro sigue sin siquiera ser aburrido.



-

12 comentarios:

kurubeta dijo...

Pou es 1 de sus lectores mas conspikuos, para relajarse del laburo mientras deskarga otro pdf en 4shared!
literatura de pausa-muzak, de lounge-anagramatika...

e. r. dijo...

Kuru!
Yo también soy lector acérrimo de nothomb. este libro nomás es así, no los otros.
En el fondo, depende quizá del estado de ánimo esto de cómo uno percibe el mundo... para relativizar de una vez la cuestión.
saludos

marichuy dijo...

Ever

Fíjate que este no lo he leído (pese a que me lo han recomendado mucho). Leí el de "Estupor y temblores" y la verdad es que me divirtió. No que sea el libro de mis amores, pero sí que se me hizo una lectura ágil y entretenido. No más.

Un beso

N. dijo...

tiene un aire a marina! no lei nada de ella asi que no opino. lo que si me parecio encantador es lo del mechon de pelo.
beso

Andromeda dijo...

Mil gracias por esta reseña, E.R., yo pensé en darle otra oportunidad a la señora Nothomb pero creo que no lo voy a hacer.
Sólo le he leído Estupor y temblores, que no me gustó.

Saludos.

Lidia dijo...

Hola.
Yo no he leido nada de ésta, ni leeré, y desde ya digo que no me gusta ni me gustará..

mario skan dijo...

Compré en la colección de Página/12 el libro que reseñas, también Varamo y Sí. Espero el de Copi . Volviendo a Nothomb, le di el vistazo oficial que siempre doy a los libros recien comprados y me pareció, el tipo, el que persigue al otro, un salame, el zorrinito insoportable de los dibujos animados que confunde con zorrina a una gato manchado con pintura blanca, entonces le aparece en todos lados: abre la heladera y está allí, se mete en un cohete y se lanza al espacio y él está ahí.
Seguiré su consejo. No leeré más Cosmética del enemigo.
saludos

Strika dijo...

Hola Ever,

Ja, ja. Me hizo reír mucho tu reseña, aunque la verdad es que a mí sí me gustó ese libro. No tanto como Higiene del asesino que es superior, pero sí me gustó.

En fin, en gustos se rompen géneros.

Un saludo

Richard dijo...

¡Hola Ever! Además de todo lo has dicho, prefiero la "Amélie" de la película francesa en cuanto a la belleza de las dos chicas (lo siento, ja ja, pero esto es mi único "juicio estético" posible dado que no he leído nada de Nothomb). Gracias por la reseña. ¡Saludos!

kurubeta dijo...

Página 12, el diario in, de la izquierda divina en vez de promocioanr sino literatura under al menos ke nos ea esto esto tan deskaradmwnrte multinacional, es ya el colmo, kiere afrancesar pio a los kurepas, cual será la intencion oligopólika de la izquierda fashion-peronista intentando INnsuflar cinismo nihilista al espiritu ya de por si escrachante nihilista pasivo de todo kurepa ?

kovalski dijo...

muy atinado el comentario, de Nothomb me quedo con su obra autobiográfica, el resto está lleno de altibajos, y ésta es un bajo, saludos kovalskianos

Tamarit dijo...

Bueno, este librito es llevadero, por lo menos. No creo concederle una segunda lectura, eso sí. Quizás vos venís de buenas lecturas, y ahora te tocó una sopa fría. Nada sabemos del próximo libro a leer.

Saludos desde Córdoba.