martes, 2 de junio de 2009

«La manía de casi todos los hombres es mostrarse por encima de lo que son; la manía de los escritores es mostrarse hombres de Estado. En consecuencia, todas las grandes medidas de fuerza extrajudicial, todos los recursos a las medidas ilegales en situaciones de peligro han sido, siglo tras siglo, contadas con respeto y descritas con complacencia. El autor, tranquilamente sentado ante su mesa, lanza en todas las direcciones la arbitrariedad, he intenta inyectar en su propio estilo la rapidez que recomienda en las medidas; por un instante, se cree investido del poder, ya que predica su abuso, y su vida especulativa se inflama con todas la demostraciones de fuerza y de potencia con que decora sus frases; de manera que se ofrece a sí mismo algo del placer de la autoridad, repite a voz en grito las grandes palabras de salvación del pueblo, de ley suprema, interés público; se extasia ante su propia profundidad y se maravilla de su propia energía. ¡Pobre imbécil! Habla a hombres que no piden otra cosa que escucharle y que, en la primera oportunidad, realizarán sobre él la experiencia de su teoría.
»Esta vanidad, que ha alterado el juicio de tantos escritores, ha provocado más inconvenientes de lo que se cree durante nuestros conflictos civiles. Todos los espíritus mediocres, conquistadores de una porción de la autoridad, estaban atiborrados de todas estas máximas, tanto más agradables a la estupidez cuanto más le servían para cortar los nudos que ella no puede desatar. No soñaban en otra cosa que en medidas de salvación pública, grandes medidas, golpes de Estado.»

Benjamin Constant.
"DEL ESPÍRITU DE CONQUISTA Y DE LA USURPACIÓN"

5 comentarios:

A dijo...

Tambien hay quienes son incapaces de verse a la mitad de lo que son.

Es dificil encontrar la justa medida, por que la objetividad no es mas comun que el sentido comun.

Besos chiquitos
A.

kurubeta dijo...

yes, el Constant ensayista, diarista, pega...Uno d elos idolos de Cioran creo..pero el ex chongo de madame Stael se cuadró ante la potencia napoleónika, asi ke él sabe d elo ke fala,tuvo ke deponer sus ideas sino moría, y el corso lo tomó a su cargo, en lso famosos 100 días!
saludetes
PD: Adolfo es un buen fantasy tambíen!

marichuy dijo...

Ever

Más de acuerdo no podría estar.

Y la última parte, ni mandada a hacer para la clase política... en México y en muchas partes.

Un beso

mariano skan dijo...

Si que le da a la lata con puntería este don Constant. Sarmiento: tocado, Mitre: tocado, Asís: tocado y cuántos más.
saludos

W dijo...

A veces pienso mi Ever.... que hasta ellos se la creen....