sábado, 24 de marzo de 2012

"Tinta roja", de Alberto Fuguet

Editorial PUNTO DE LECTURA
Chile, 2001
(el libro ya se había editado antes en 1996)


No es que no le quise poner onda a la foto, pero la tapa es tan fea (una de las más horribles que puedan verse en la historia editorial en lengua española) que deprime.
Cuando era más joven quise ser periodista, incluso llegué a estudiar la carrera. Con este libro me vinieron encima todos aquellos anhelos que había creído perdidos irremediablemente, forcluidos incluso; pero no era así, sigo pensando que la prensa puede ser una profesión bastante divertida, por supuesto dependiendo de dónde es que se mete uno. Y si un periodista quiere divertirse, pues policiales es el mejor sitio, sin duda.
Alfonso Fernández es un jovencito que entra al Clamor, periódico amarillista chileno, para hacer su práctia. Allí lo recibe Saúl Faúndez: "El periodismo, como la prostitución, se aprende en la calle", le aconseja. La galería de personajes es bastante interesante. El argumento también. No me detendré en ellos, hay de todas formas una película peruana basada en el libro, bastante buena, dirigida por Francisco Lombardi, del año 200o. Dura dos horas, en parte es tan interesante como el libro, vale la pena verla, pueden usarla como introducción a la novela.
Me encanta Fuguet, lo admiro, es la verdad. Leí a H. Thompson, Tom Wolf, Mailer, tantas boludeces periodísticas en la época de la facultad, antologías, discursos, etc., y sigo creyendo que este libro es uno de los más interesantes que se escribió sobre la profesión... Y como novela, bueno, es más o menos, llana, sentimental (su mayor fuerza sin embargo es lo sentimental, dicho sea de paso), con prosa llana, truculenta, llena de acción y bajos fondos.
En una parte dice que Policiales es el Sociales de los pobres, solo allí pueden aspirar a ser famosos, admirados, tomados en consideración; por eso, dice Faúndez, nadie nunca se niega a ser fotografiado y hablar del hijo muerto a balazos, de la nieta violada por el vecino, del hermano drogadicto, de cualquier conflicto ridículo, vergonzoso, criminal, con emoción, llanto, largamente, reflexionando, teatralmente, para una audiencia embobada. ¿Dónde más, si no, podrían darle peso a su vida, que no es más que una virtualidad rastrera, mediocre, tristísima?
Fuguet, quiero ser tu amigo, sos un capo. No me acuerdo mucho más de tu libro, lástima, pero lo guardaré en el estante entre los libros de literatura paraguaya y nueva narrativa argentina, para que brille más...


+

7 comentarios:

Leox dijo...

Dentro de la literatura clase media alta de Fuguet. Tinta roja es el libro mas clase media media en cuanto a personajes se refiere. Junto con la tía y el escribidor , cumple muy bien el registro de las experiencias desde dentro del periodismo.

Fuguet tiene libros bellos. Mising , tinta roja , las películas de mi vida son mis favoritos.

e. r. dijo...

Hola, Leox!
Antes que este libro solo leí un cuento de él, sobre un tipo que desaparecía, y un cuento sobre un chico que espera al padre en un aeropuerto. Me encantaron. Tengo "Mala onda" esperando. Ya lo dije: me encanta Fuguet. Aunque todavía no sé bien por qué pues solo leí un libro, quizá es un prejuicio de mi parte! Apunto los títulos que señalás.
Saludos!

mario skan dijo...

De Fuguet leí uno que salió en una edición de Anagrama que no me gustó, se llama Por favor, rebobinar. Me pareció como una versión similar de Trabajos manuales de Fresán. Desde ahí, no vi ningún otro.saludos er

e. r. dijo...

Hola, Mario!
Me dejaste de piedra. Si se parece a Trabajos manuales, de Fresán, debe ser una mierda...

Tamarit dijo...

Que tal? Hace varios anyos ya lei "Mala onda". Me parecio mala. Mala: sin interes, aburrida. Pero yo en general le tengo un poco de desconfianza a la narrativa contemproanea en espanyol. Me parece que hay pocas cosas buenas entre mucho libro que lanzan las editoriales grnades con bombos y platillos. Puedo equivocarme; puedo haber envejecido favorablemente: no quito la posibilidad de leer algun otro libro de Fuguet en algun momento.

Saludos desde Cordoba.

e. r. dijo...

Hola, Tamarit!

El libro está bueno, es divertido, entretenido, está bien. Hay otras de él que leí, cuentos, que me gustaron mucho. Dale otra oportunidad, sin prejuicios, pues no siempre son útiles. Quizá te parezca una porquería después, pero es un riesgo...
Saludos!

e. r. dijo...

un riesgo igual a no leer