lunes, 11 de enero de 2010

Rímini, de Pier Vittorio Tondelli



Ultramar Editores, España 1990.
Traducción de Francisco Sales

Intro
Es difícil decir qué es lo que nos lleva a leer un autor que nadie nos recomendó jamás. El ansia de aventura, resto raído de la infancia, tal vez... Pues, a fin de cuentas, leer un nuevo autor es como ir a un nuevo bar. Y en los bares siempre hay cerveza, ¿no? Siempre cerveza... A veces también uno prefiere algún trago raro. (Nunca de color azul, ni flúor, por dios...) A veces incluso uno quiere ir a un bar solo para escuchar qué música pasan. Y cuándo tiene esas ganas, justo ve desde el colectivo un portal con cartel bonito, y al asomar la cara por la ventanilla para ver mejor ya siente el olor a tabaco e incluso imagina qué tipo de mesas y sillas tendrá, y su luz, y entonces tocamos timbre y nos metemos a ese bar para tomarnos una birrita, traguito, soda, etc...
Pues bien, hay bares que tienen una cerveza espantosa. Y la música no tiene swing y el barman es un tipo hincha pelotas, un bagre y nos cobra el doble por que sí...
Y así, uno piensa: después de todo, en cada libro hay literatura, ¿es o no? Y así como la cerveza, que puede parecer pis, pero a fin de cuentas tiene alcohol, y eso está bien, pensamos que en los libros siempre habrá, como decía Plinio el Joven y repite el Lazarillo de Tormes, algo para aprender.
Sin embargo, hay bares inútilmente bares y libros inútilmente libros...
Y peor, hay libros que no son ni tan tan, ni ton ton.

Extro
Rímini es novela que tiene páginas lindas, personajes que ya están, y el resto es pura basura, cliché, tanto que hasta yo, humilde lector que todo lo acepta, no puedo más que despreciar.
Y conste que a Tondelli lo editaron tan bien, lo tradujeron tan bien, el ejemplar es tan bello, y el color turquesa, y la contratapa, etc. E incluso era gay y murió de sida, lo cuál no quiere decir mucho, pero algo es algo.
Tondelli, permitame hablarle, oigame allí donde esté, en un cielo turquesa, o un infierno sin color: su libro es malísimo.
Sin embargo, Tondelli, ha podido meter algunas páginas muy interesantes, unas muy pocas páginas, en medio de 350. De la cosa larguísima que es su novela, usted pudo haber escrito un hermoso poema en prosa, de media página. ¿Por qué optó por algo tan largo y malo? Quizá en la muerte, Tondelli, que me tocará, usted tendrá su retruque y me dará un sopapo por haberlo menospreciado en este blog, pero, se lo aseguro, volveré a preguntarle: ¿por qué alargó tanto una historia tan barata?
Así estamos. Lerdos ante la pregunta.
Y así quedaremos, lerdos.
La literatura es así, lerda.


+

9 comentarios:

Marina dijo...

bueno, parece que no lo vamos a leer a Tondelli. Muy interesante la comparación de la literatura con los bares... digo... estem, muy interesante!

Leox dijo...

En el panorama blog. Son pocos los que se van por otros caminos. Son pocos los que se aventuran con otras lecturas.
El blog da libertad , pero a veces estamos tan estandarizados , que cuesta un poco salir del anagrama

kurubeta dijo...

es un aporte de fines del siglo XX; gay muerto de sida..Antes teniamos escritores lokos, suicidas, tuberculosos, borrachos, etc...Este ru Bro es nuevo...hay buenos, dicen los ke pueden leerlos, Chaikin,...Cocuyo de Sarduy zafa, porke ya no es neo-nada...
saludos..Ha este Tondelli no lo hubieras conocido nunca...sino termianba en el libro de saldos!!!Alli caza el Hunter S. Román:)

N. dijo...

hehehehehe ha logrado que me ria frente al monitor! eso de ser gay muerto de sida me suena a esos bares que a uno le recomiendan, celebres, como "la perla del once" y uno va se come un tostado que sale un huevo y mira las cosas y piensa en tanguito y luca... o el bar "la paz" y piensa en Fito, en las revoluciones que se gestaron... pero el tostado es una mierda, el mozo es el mismo que en cualquier bar de cadena y el licuado no tiene leche... en fin prejuicios de glamour! y si que los hay en la literatura! parece que su libro solo tiene de bonito el titulo, tal vez este señor gay penso en RIMINI y escribio solo para justificar... tal vez se costo con algun chongo de la editorial!
besos

mario skan dijo...

Este post tiene un doble propósito, al menos para mi, el primero una advertencia no lean esta novela, es mala, y le creo Ever, si me la regalan la canjeo y el segundo propósito es el humor y la comparación, si señor, una especie de metaliteratura, por decir algo paquete porque no se puede escribir metaliteratura sin hacerse el copado intelectual, bueno me fui al carajo.
saludos Ever

Mafalda dijo...

...

No te digo mi Ever.
Tienes un toque especial para esto de la crítica y recomendación.

Y nada más para sacarme la espina, ya que me dio curiosidad eso del poema, se me hace que lo buscaré para leerlo jejeje...

Mafalda

e. r. dijo...

HOla,
bueno, habría que contar un poco de qué va el libro para que no resulta tan gratuito, y no digo que debe ser bueno desde un punto de vista tipo relativista cultural. Va: Un periodista es enviado a Rimini a ocuparse del suplemente de verano (tipo esas revistas que van a punta del este). allí se encuentra con su equipo: un intelectual viejo, un joven deportista, un fotógrafo ("que nunca comprenderá la profesión") y una chica linda que, por supuesto, termina cogiendo con el recién llegado. Allí hay nudistas de playa, drogones, todo muy parco. Por otra parte una alemana rica va rimini a buscar a su hermana que escapó con drogadictos, a ser libre, y en el camino encuentra a su hermana y se enamora y compromete con un italiano buenorro. También está un escritor gay que espera ganar el premio riviera, a cuyo encuentro van los periodistas y viven un par de aventuras. El escritor gay tuvo una vida en londres (muy copada historia) con un chico que viene a rimini y lo mata. Catastrofe. También muere un político y todos se ponen a investigar. todos en el libro son apuestos y encantadores y hablan igual. Lo mejor es la historia de un músico que toca en un cabaret y que una madrugada que vuelve a su casa encuentra la puerta frente a su habitación (en una pensión) abierta y allí está parada una mujer. Se cruzan un par de frases y el músico ve que en el fondo de la habitación de la mujer hay dos niños durmiendo. Así y así, se hacen amantes. El músico vuelve a su casa más temprano y se pasa chacachaca con la mujer, hasta que un día vuelve el músico corriendo del cabaret y la habitacion de la mujer está vacía. Había llegado el marido y se la llevó. Y ya está el libro.
SAludos

Francisco dijo...

Amén...

Andromeda dijo...

No sé si voy a leer al autor, pero tu Intro es absolutamente genial.
Saludos.