sábado, 30 de enero de 2010

El exilio, según Nabokov

«En la gente mayor que ha sido arrojada fuera de las fronteras, ya no de su país, sino de su vida, la nostalgia evoluciona hasta transformarse en un órgano complejo que funciona incesantemente y cuyas secresiones compensan lo perdido; o bien se transforma en un tumor cuyo efecto sobre el alma es fatal, y torna doloroso el acto de la respiración y el del sueño y aun el contacto con extranjeros dichosos..."



Vladimir Nabokov, del relato "LIK"
"El tiranicida", Ed. Sudamericana, Bs. As. 1976
Traducción de Carlos Gardini





-

4 comentarios:

mario skan dijo...

Hace un tiempo le dije a Ojaral que había visto un documental-reportaje de Nabokov presentando para la tv francesa Ada o el ardor, en ese mismo reportaje estaba pautado que el periodista hacía preguntas y Nabokov leía las respuesta. Los periodistas se cagan de risa todo el tiempo, se ve que el ruso era jodón. No era, según las declaraciones del ruso, amante de Faulker, él decía, las literaturas regionales no eran de su agrado.
El pasaje que transcribes tiene la sabiduría del que vivió su vida en hoteles, cazando mariposas y haciendo maravillas.

saludos Ever

marichuy dijo...

Pocos, poquísimos como Nabokov, para crear belleza hasta del horror. Sin duda el exilio del alma es el más doloroso.

Un poco a contracorriente, el cubano Severo Sarduy dice esto:

"El verdadero exilio, ¿no será algo que está en nosotros desde siempre, desde la infancia, como una parte de nuestro ser que permanece oscura y de la que nos alejamos progresivamente, algo que, en nosotros mismos, es esa tierra que hay que dejar?"

[Exiliado de sí mismo, 1990]

Saludos Ever

N. dijo...

es triste el asunto. hay veces que las fronteras se cierran sencillamente...
muy hermoso lo que dice este señor, que recortes hace usted de la vida! eso es digno de un buen escritor! las letras estan por ahi, como y con que tijera se corta es el arte!
beso

Marina dijo...

La tristeza descripta. ¿Alivia?