viernes, 5 de junio de 2009

Magris 1 - Lit. It. 4

LA EXPOSICIÓN,
Claudio Magris (Trieste, 1939). Anagrama, 2003. Traducción de Juan Octavio Prenz. 96 pág.

Se utiliza mucho el término inclasificable como parte de campañas publicitarias para ciertos libros. Como ejemplo tenemos "La carretera", de Cormac McCarthy. Un libro de ciencia ficción, con argumento apocalíptico sin absolutamente nada particular, que las comercializadoras de libros han moteado de inclasificable para no asociarla a un género menor como se ve a la sci-fi.
En cambio, este libro de Magris sí que es inclasificable, como género, digo, porque si bien parece desenvolverse como una opereta, contiene escenas impensables en un escenario (es cierto que todo se puede, pero ciertas cosas resultarían estúpidas e innecesarias), fragmentos de poemas, aforismos, coros, onirismo, etc. Lo que sí podría decirse, es que es una obra de teatro creada para ser representada únicamente en el papel y en la mente del lector.
Y otra cosa: es complicado saber de dónde viene y para dónde va. Y también:; es atrozmente aburrido. Pero sin embargo es bastante corto, lo cual habla bien del decoro del autor.
El argumento gira en torno a la vida y la muerte del pintor triestino Vito Timmel, ex-recluso de manicomio, quien es relatado, apreciado y convertido en mito por una serie de frases pertenecientes a amigos del pintor, sillas, el director, el psiquiatra, un coro anónimo, el mismo Timmel y otros.
Se nota de paso que Magris admira mucho la poesía francesa (llamada maldita, porque así tiene más onda) del siglo XIX, con Baudelaire, Verlaine, Lautréamont a la cabeza, y también que tiene una especie de percepción cristiana de la vida.

Un Baudelaire un tanto estreñido.
A parte del parafraseo de El albatros, también esta frase maldororiana-baudelaireana ejemplificando el parentesco con la poesía francesa:

«Hombre, nadie ha sondado el fondo de tus abismos;
oh, mar, nadie conoce tus íntimos y ocultos tesoros....»
(pág. 56)

"hipócrita mar, imagen de mi corazón" CANTOS DE MALDOROR

Hay otra cita que dice casi lo mismo que Magris en los Cantos de Maldoror, pero la recuerdo. Para el caso, es lo mismo, etc. Lautréamont es quizá el modelo más patente en la creación de LA EXPOSICIÓN. Quiero recalcar esto, que no pasa de ser una opinión personal, por el hecho de que Claudio Magris es para italia y europa un famoso germanista, y por tanto con justa razón puede decirse que esta frase es una respuesta, por ejemplo, al Zaratustra de Nietchszche, que en el primer párrafo (del capítulo "Del hijo y del matrimonio)" dice: "Tengo una pregunta para ti solo, hermano mío: como una sonda lanzo esta pregunta a tu alma, para saber lo profunda que es." Y a continuación, le pregunta si es capaz de concebir un hijo, etc. Lo importante aquí es la asociación alma-mar (por lo de la sonda), que puede también traducirse corazón-mar. Y a continuación Nietszche dice algo así como que lo que los peces no han podido sondar, es insondable, y da una imagen del corazón humano como iconprensible y vasto, donde no es posible sino ser un pez. Bueno, quizá parezca rebuscado (qué escritor no lo es), pero también puede, como germanista, apuntar a esta asociación. Lo pienso principalmente porque no conozco mucho de la poesía alemana que lee Magris, y al único poeta loco alemán que conozco es Hölderlin, pero éste es demasiado diferente de la imagen de Timmel.
Sin embargo, por la estética, creo que Magris se emparente más con los franceses, incluso con tintes de posmodernismo antipsiquiátrico.

Y ejemplo de lo segundo (imagen cristiana, lo cual también lo asocia con los poetas malditos), es esta otra cita:

«La culpa estaba allí, la culpa está en el comienzo de todo..., hacer es inocente, ser es culpa... Y en aquel paraiso se creaba el infierno.»
(página 48)

O Magris es ateo, o bien un católico post-hippie.
También encontramos frases cabareteras, propias de un esteta cool de la locura, corroido por los nonsenses y la impronta del lenguaje que en sí mismo juega un papel lacaniano en el mundo:

«Aia baia vaca canalla
tía bía qué compañía
heno ceno obceno
puro obscuro panduro»
(página 39)

Hacia final se vuelve moralista y reivindicativo (lo cual, en mi opinión, le da los puntos que le faltan en las páginas anteriores para ser considerado un libro salvable):

«El caso Timmel demuestra cómo nuestro sistema social-carcelario-concentracionario-manicomial-totalitario, en la cual la psiquiatría es la institución totalizante y desviante por excelencia, productora punidora y segregadora de la desviación, no admite cuestionamientos concretos y reprime el malestar social transfigurándolo y deformándolo en malestar puramente personal, etiquetándolo como enfermadad, o sublimándolo como arte. Lo que pone en discusión los valores de la clase dominante en tolerado y confinado en esferas ad hoc políticamente inocuas, la enfermedad o el arte...
»La burguesía crea para sus rebeldes espacios absolutos, en los que el choque con la cotidianidad alienada es separada de esta cotidianidad y de sus causas sociales. Se distorsiona la protesta social en un monólogo sin interlocutores; viejos Lieder de Heine citados a contrapelo, restos de campos e imágenes olvidadas que surgen del corazón, lo estrechan por un momento y, después, sálvese quién pueda, la inhibición bloquea la pulsión erótica, prohibe incluso hablar de ello, nada de orgasmo, nada de revolución...»


Al releer las citas me parece un libro genial. Claro, es fácil si uno toma solo unos pedacitos. ¿Qué libro no tiene por lo menos una frase genial? Uff. Ammaniti, por ejemplo. Y Guebel y Bizzio. Hay un montón. En fin. Saludos.



.

13 comentarios:

mariano skan dijo...

Según su genial reseña, repleta de conexiones con otros textos, este libro me parece un delirio y como tal debe tener sus parte geniales y sus oscuros rincones, como vos definís en el último párrafo.
Yo crei que Magris escribía ensayos, hay uno que se llama Utopía y desencanto, lo tengo en la PC.
Un amigo me hizo un comentario del Asi habla ... tan bueno que no quiero leer el libro, dice que está escrito como un biblia y tiene toda la onda de parecerlo. De los poetas alemanes no conozco nada, salvo lo que decía Borges de ese que vos nombrás, que hablaba con los ángeles en el ático y estaba pirucho in extremis.
saludos y muy buen post ever

kurubeta dijo...

Plis, Ever, kiero una fotokopia escaneada al mil por (, si se puede claro!
es el sebald tano se suele decir,yes, experto en todo lo ke sea alemania, mitteleurope, finis austriae, etc,novelas ke no aprecen novelas, premio austurias, etc, pero parece más interesresante ke amannutti, eso s eguro, rekordemos la vena filosofika actual es totally italiana: agamben, paolo virno, negri, vattimo, rovatti, cacciari, marramao, i ahi entran seguro dentro del intergeneros calasso y magri...y mi kerido ellémire zolla...abrazos!

marichuy dijo...

«La culpa estaba allí, la culpa está en el comienzo de todo..., hacer es inocente, ser es culpa... Y en aquel paraíso se creaba el infierno»

Ever

No sé si Magris sea ateo, quizá solo sea un católico desencantado; alejando de la iglesia, pero creyente a su modo; algo muy común actualmente en sociedades católicas como la italiana y la francesa. En todo caso, esa cita me parece genial y más genial el que ambos, Magris y vos, la hayan seleccionado.

Muy interesante texto

Saludos

A dijo...

Gracias e.r como siempre, me encanta saber un poquito de lo mucho que tienes por compartir. 'Trepidante'n es otro adjetivo de Toooodas las novelas.

Las ultimas, al menos, las ultimas comerciales, quiza.

Besos choteados
A.

Richard dijo...

¡Hola, Ever! Qué sorpresa descubrir que un libro inspirado por los poetas malditos sea tan aburrido. Por otra parte, yo diría que lo mismo pasa con varias obras surrealistas. Supongo que es difícil -- no, imposible -- superar a la belleza rara de los cantos de "Maldoror". ¡Un saludo lautréamontiano!

Matías Pailos dijo...

¿Cómo que Guebel y Bizzio no tienen frases geniales?

e. r. dijo...

Hola matías,
que aparezca sus nombres, trae lectores gracias a google.
saludos

e. r. dijo...

Hola, mariano,
quizá me aburrió simplemente porque soy aburrido, pero lo cierto es que resultó complicado seguir, porque comentaba cosas absolutamente poco interesantes. mucha desconexión entre las partes, me chupó un huevo vito timmel, además de que su excesiva solemnidad no me causó empatía. pero bueno, no todo debe ser mérito del libro, como digo, sino ya de inspiración mía, je.
por otra parte leí otro libro que ya comentaré, que me gustó muchísimo, otra novela es. y hay otras que quisiera leer. pòr ejemplo utopía y desencanto es un libro hermoso.
magris es un escritor muy bueno, inteligente y todo eso. hay que decirlo.
un gusto tenerlo por acá, mariano.
saludos

Hola kuru, ahí te mandé utopía.
un saludo

Hola, marichuy,
sí, debe ser eso. además, está lo de que la mención de la culpa es ineludible si uno quiere de países cristianos, no?
saludos

HOla, A
Buen dato el del adjetivo. gracias y
saludos

Hola richard,
supongo que nos entretienen otros libros, no?
saludos

Ojaral dijo...

Nunca me gustó Magris. Tiene de Mitteleuropa sólo lo aburrido. Y cuánto mejor es Bernhard hablando de la locura y la sociedad que ese fragmento que citás. En fin, una razón más para desconfiar de Anagrama.
Saludos!

W dijo...

Mi querido Ever:

Jajajaja.... no sabes... he venido un par de veces, leído tu post y algo pasa que no dejo comment... ya!!...

Probablemente lo que más me impactó es la relación que hace de la locura con la burguesía.... nunca lo había pensado desde ese ángulo... interesante!!!

Y sí.... yo me he topado, no con uno sino varios libros a los cuáles ni una frase genial les he podido sacar....

e. r. dijo...

Hola Ojaral!
Pue leí otro libro de Magris que está bueno, mejor en cuanto más vivo, pero es cierto que es aburrido.
Un saludo


Hola W!
jaja, sí, a veces pasa. además, comentar es un trabajo forzoso a veces, no? tampoco es una formalidad necesaria.
saludos

Exenio dijo...

¿De verdad es necesaria la clasificación? Desde luego que para efectos de guiar los "gustos" del lector y su hábito de compra resulta más sencillo, pero ¿por que no darse el placer de la lectura y ya?

:-)

e. r. dijo...

complatamente de acuerdo contigo, exenio.
:)