martes, 14 de abril de 2009

Fonseca poeta

Estos poemas están en el cuento "El cobrador", de Rubem Fonseca (publicado en el libro de relatos El Cobrador, 1979)
La verdad es que este brasileño es buenísimo. En fin.


A los ricos les gusta acostarse tarde
A los ricos les gusta acostarse tarde
sólo porque saben que la chusma
tiene que acostarse temprano para madrugar. Esa es otra oportunidad suya
para mostrarse diferentes:
hacer el parásito,
despreciar a los que sudan para ganar la comida,
dormir hasta tarde,
tarde
un día
por fortuna
demasiado tarde.


Sabía bailar la samba y enamorarse
Sabía bailar la samba y enamorarse
y rodar por el suelo
sólo por poco tiempo.
Del sudor de su rostro nada se había construido.
Quería morir con ella,
pero eso fue otro día,
realmente otro día.
En el cine Iris, en la calle Carioca
El Fantasma de la Ópera.
Un tío de negro,
cartera negra, el rostro oculto,
en la mano un pañuelo blanco inmaculado,
hacía puñetas a los espectadores;
en aquel tiempo, en Copacabana,
otro
que ni apellido tenía,
se bebía los orines de los mingitorios de los cines
y su rostro era verde e inolvidable,
La Historia está hecha de gente muerta
y el futuro de gente que va a morir.
¿Crees que ella va a sufrir?
Es fuerte, aguantará.
Aguantaría también si fuera débil.
Ahora bien, tú, no sé.
Fingiste tanto tiempo, pegaste bofetadas y gritos, mentiste.
Estás cansado,
has terminado
no sé qué es lo que te mantiene vivo.


Infancia o Nuevos Olores de Coño con U
Aquí estoy de nuevo
oyendo a los Beatles
en Radio Mundial
a las nueve de la noche
en un cuarto que podía ser
y era
el de un santo mártir.
No había pecado
y no sé porqué me condenaban
por ser inocente o por estúpido. De todos modos
el suelo seguía allí
para zambullirse.
Cuando no se tiene dinero
es conveniente tener músculos
y odio.


Un agujero en cada muela lleno de cera del Dr. Lustosa
Un agujero en cada muela lleno de cera del Dr. Lustosa
masticar con los dientes de adelante
caray con la foto de la revista
libros robados.
Me voy a la playa.


Ahora ya no hacen cimitarras como las de antes
Ahora ya no hacen cimitarras como las de antes
Soy una hecatombe
No fue ni Dios ni el Diablo
quien me hizo vengador
Fui yo mismo
Soy el Hombre-Pene
Soy el Cobrador.

Come caviar
Come caviar
tu hora va a llegar.



Y éste que me lo armé yo recortando fragmentos del cuento.


Me deben , etc.
Me deben comida, coños, cobertores,
zapatos, casa, coche, reloj, muelas;
todo me lo deben.
Por las mañanas no hay quien avance camino de la Central,
la multitud viene arrollando como
una enorme oruga que ocupa toda la acera.
Me deben escuela, novia, tocadiscos, respeto,
sángüich de mortadela en el bar de la calle Vieira Fazenda, helado,
balón de futbol.
Me quedo frente a la televisión para aumentar mi odio.
Cuando mi cólera va disminuyendo y pierdo
las ganas de cobrar lo que me deben,
me siento frente a la televisión
y al poco tiempo me vuelve el odio.
Soy justo.
Quiero vivir mucho para tener tiempo de matarlos a todos.
Por donde yo paso se derrite el asfalto.
Me lo deben todo, té, calcetines, cine, filete y coño.
Me deben una muchacha de veinte años,
llena de dientes y perfume.
Tengo una misión.
si todos los jodidos hicieran lo que yo,
el mundo sería mejor y más justo.
Ya no pierdo mi tiempo con sueños.
mi ejemplo debe ser seguido por otros,
sólo así cambiaremos el mundo.



-

11 comentarios:

A dijo...

El 'armado' es el mejor de todos.

tan evidente.

besos mejorados
A.

Ojaral dijo...

Qué grande Fonseca! Justo estoy por empezar el libro de cuentos que me prestó ud. El cobrador es de los mejores para mí. Y se consigue barato.
Saludos!

marichuy dijo...

"sólo porque saben que la chusma
tiene que acostarse temprano para madrugar"

Uy Ever

Yo que soy pobre -imagínese que tengo que aguantar jefes Fabukis por necesidad-, pero me gusta quedarme leyendo o escribiendo hasta tarde... claro, al otro día una friega la madrugada.

No conocía la fase poética de Fonseca. Solo he leído "Grandes emociones y pensamientos imperfectos", "Agosto" (un investigador policíaco que come espaguetis hervidos y toma mucha leche, para sortear su úlcera estomacal) y una historia muy rica e intrincada "El salvaje de la ópera".

"El cobrador"... será el mismo cuento que utilizó un cineasta mexicano para realizar un film llamado "Cobrador, in god we trust" (muy maltratado por la crítica por cierto)?

Saludos y gracias por su abrazo

Jairo Rojas dijo...

no conocía a este autor, pero me ha dejado un buen sabor de boca. me sorprende la época en que escribio los poemas. Sin duda un grande.

Lola dijo...

Yo no soy rica y siempre me acuesto re tarde. Se me hace que al poeta se le olvidó que hay mucha chusma que tiene que trabajar por las noches para hacer funcionar al mundo, ja!

La verdad me encantó tu propio cuento, es una especie de cadáver exquisito, realmente exquisito...


Saludos, don ever!

Canalla dijo...

El ejemplo perfecto de una vehemente resistencia a la literatura, porque vivir es más agradable. Vastas Emociones y Pensamientos Imperfectos debería ser leído al menos una vez en la vida. Mandrake es la brutalidad misma del ser. Saludos.

mariano skan dijo...

El único Fonseca que conocía era al futbolista uruguayo de gran pegada , cambiamos de nacionalidad por poco, brasilero, también debe ser futbolero.
El poema Infancia...dice una gran verdad, es conveniente tener músculos sino tenés dinero. O me deben una muchacha de veinte años llena de dientes y perfume, ese es de su armado.
Me gustaron los versos y el collage.
saludos y tendremos en cuenta a Fonseca

Mafalda dijo...

...

El grito de rebeldía, el grito de lo que la vida me debía...yo no tengo buenos músculos, pero eso sí, una lengua larga y puntillosa.

Agradezco tus letras y presentarme a Fonseca.

Un besillo volado.

Mafalda

Strika dijo...

Están geniales estos poemas, Ever. Me encantó sobre todo el primero. "Es otra oportunidad suya para mostrarse diferentes: hacer el parásito y despreciar a los que sudan para ganar la comida". Je, je.

Un saludo

Lito dijo...

tarde pero igual.
cuentos de Fonseca sí, conocía; no poemas.
quedé des lum bra do
voy a ir por más.

Katrina Van Dassos dijo...

Yo estoy empezando a desesperarme por conseguir sus novelas en portugués. Como en menos de 3 meses no haya conseguido ninguna, tendré que desistir y comprármelo en español.
O pegarme un viaje pa Brasil. Que es otra opción.