domingo, 4 de enero de 2009

Mientras W escribe

Mientras W escribe esta carta, no puede entrever al que la va a recibir, o inventar un posible destinatario. Podría, al terminarla, arrancar la página y tirarla al basurero. O tacharla completa. Pero no hará ni lo uno ni lo otro. Tampoco sabe, al terminar cada trazo, si podrá continuar otro párrafo.
Bebe un vaso de caña con tónica; a cada trazo del bolígrafo le viene el indecible miedo a escribir. No lo entiende pero, tras tanto sentirlo, el miedo le es ya familiar. Y a la vez (como si le hiciese el amor a alguien despreciable –es decir como si le diese lo mejor de él por medio de su cuerpo) siente con cada nuevo trazo una dulce morbidez que acaricia los bordes de los detonadores de sus crisis neuróticas.
Entre la evasión del olvido y la memoria sobresaturada, su escritura se mueve en la perfecta línea divisoria.
Esta línea es frágil, y en todo instante la quiere rasgar. Pero sabe que, mientras siga escribiendo, no conseguirá más que darle grosor, hacerla fuerte y flexible. Luego, como una rueda de caucho abandonada al sol y la lluvia por meses (este sol y esta lluvia es seguir escribiendo más de la cuenta), la línea comenzará a secarse y a ponerse quebradiza. Entonces la estirará más, agotará sus últimas posibilidades de extenderse, hasta hacerla pedazos.


.

15 comentarios:

marichuy dijo...

Ever

No sé que me inspire más miedo, si escribir, o la sola idea de hacerle el amor a alguien despreciable. Pero debo admitir que muy en el fondo, ambas me producen un perturbador cosquilleo.

Un fuerte abrazo y que tenga un gran año 2009.

PS Hoy estuve leyendo ese poema que da nombre a su blog. Que cosa más bella; Arthur Rimbaud estaba tocado por un aura tan especial, que casi da miedo.

Natalia dijo...

es interesante pensar en el limite de algo, porque en verdad uno nunca puede llegar al limite, hablando con propiead. el limite es en definitiva algo que solo se puede bordear, eternamente,la sucesion de una tendencia a. o al fin, unicamente saltar el limite...o sera como dice, desgastar el borde hasta que se quiebre... busque la nocion de limite, tal vez haya algun matematico por ahi que pueda ayudarme, pero es hermoso encontrar ejemplos de la matematica mas pura que por fin, cuantas veces nos lo habremos preguntado en nuestro infame colegio, tenga algo que ver con la vida! es un delirio, pero excelente para crear ideas y pensar que a veces hay cosas en nosotros que son inagotables espirales, limites que tienden a infinito en sus inagotables derivadas...
saludos

Cordelia dijo...

Ud. cada día me sorprende un poquito más, qué bello texto!
Entre el olvido y la memoria...
Sobran las palabras, un beso.

mariano skan dijo...

A veces la cosa es escribir sin esperar nada a cambio o se está pidiendo algo que no se ve. También el tiempo atmosférico nos pone un tanto uraños y desconocidos, pero la escritura perdura y se van hallando esos significados que otrora nos parecían lejanos.

saludos

Marina! dijo...

Hola ever, como estas? se me ocurre que ese papel debe sentir una angustia terrible...ante tanta línea frágil y quebradiza-

Saludos a naty,
Un abrazo para ambos,
felicidades.

e. r. dijo...

hola marichuy, y sí, es el cosquilleo lo intrigante de todo esto. el poema de rimbaud es muy hermoso la verdad, es un barco más interesante incluso que el nautilus, pero entre los dos está la duda siempre. hay un trabajo de barthes, en mitologías, que hace analogías entre rimbaud y verne sobre la manera de viajar. gracias por la visita, marichuy. saludos

hola naty! no puedo decir mas que tu comentario resulta más interesante que lo escrito arriba. para cuando levantar algo? Hay como una red de límites envolviendo todo el tiempo nuestros actos cotidianos, no? límites, tristemente, solo existentes en nuestra cabeza que si no se aburre. saludos

Gracis por pasar, Cordelia y que le haya sido leve, bueno, eso está bien también.

Hola Mariano, es así como decís, escribir es un poco ir sabiendo de a poco qué es lo que uno está haciendo al escribir. saludos

Hola Marina! qué buena visita. Te cuento que tenemos mas videos para sumarlos a tu blogg, de la misma noche! espero que pronto volvamos a cruzarnos contigo y con Ojaral. SAludos

Ojaral dijo...

Toda un ars poética la suya, Ever. Y qué bien está. Escribir porque sí, más allá del destino de lo escrito, en una lucha que no por placentera deja de ser agónica. Contra el previsible fracaso, en el borde de lo posible. Para lograr, al menos, algunos párrafos perfectos. Como los que acabás de subir a este blog.
Saludos!

mafalda dijo...

...

Hay que sacar la médula a cada palabra. Interrogarla con verdadera saña. No tenerle consideración de ningún tipo. En pocas palabras...¡Hay que faltarle al respeto! Al perderle el respeto, puedes hacerle el amor a la despreciable.

Me recordo un poema de Octavio Paz que te dejo de regalo:

“Las palabras” (O.Paz)

Dales la vuelta,
cógelas del rabo (chillen, putas),
azótalas,
dales azúcar en la boca a las rejegas,
ínflalas, globos, pínchalas,
sórbeles sangre y tuétanos,
sécalas,
cápalas,
písalas, gallo galante,
tuérceles el gaznate, cocinero,
desplúmalas,
destrípalas, toro,
buey, arrástralas,
hazlas, poeta,
haz que se traguen todas sus palabras.


Un saludo.

Mafalda

e. r. dijo...

Hola Ojaral! Mirá, esa una pregunta que yo me hago todo el tiempo: escribir por escribir nomás, o utilizar la escritura como intrumento discursivo. En todo caso, me conformo con la escritura como herramienta para construir desconocimiento o susto o lo que sea. Es difícil tomar postura con estas cosas.
Saludos

Hola Mafalda! La despreciable son a fin de cuentas las palabras. Faltarles el respeto, bueno, en todo caso hacerlo con todo el respeto posible, pues la literatura, como dicen los románticos, es a fin de cuentas un juego peligroso.
El poema de paz lo suscribo. Gracias y saludos

W dijo...

Qué ?? Acaso me sentiste ???

O fue pura y simple casualidad ????

Cada línea de este post, me hizo temblar....

e. r. dijo...

jajaja. Puede ser W. Comunicación extracontinental y telequinética. En todo caso se dio entre personaje (W) y vos (W) y nadie más.
Gracias por pasar. Saludos

mhario dijo...

ando de visita, pasé leí y ahora comento. Seguiré pasando, lo aseguro.
nos vemos

mafalda dijo...

...

Hola.
Dejo saludos.
No te pierdas tanto tiem`po eh??

Mafalda

giselle dijo...

esto es algo así como describir el pensamiento de que uno no puede pensar en nada y, a pesar de eso, contarlo bien. conocía este, pero cambió en algo, creo. abrazo, evp.

e. r. dijo...

Hola mhario. gracias por la visita, ya estos días la retribuyo. saludos

mafalda! ya estoy de vuelta de las vacaciones, así que supongo se renovarán las visitas y el stock de aquí. saludos

giselle! qué linda visita! sí, hubo ligeros cambios, un espíritu objetivista se apoderó de ciertos textos; espero que para mejor. gracias por pasar. saludos